lunes, 13 de junio de 2016

Existe un susurro
transitando
tu vientre indescifrable
tu aroma indescifrable
todo lo indescifrable
del latido próximo.
Existe un susurro
que fragmenta las noches
para filtrarse en tus labios
y rebela
una madeja de lirios
en lo oscuro de mi boca
y trasciende
cartográficamente
los nudos de metal
las nubes de metal
todo el metal
de la caricia lejana.
Siempre
el mismo temblor
arrojando nuestra piel
al espacio desmedido
así tus dedos
jugando con el aire
que solícito contrae
tu lengua

mi vértigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario