miércoles, 2 de diciembre de 2015


Poliédrico hálito
zig      gue
                za      ando
por la epidermis aniquilada.

Como vos
también la tarde acorrala balcones
                                     tripas
ráfagas atornilladas al espejo atlántico.

Evacúo el polvo
discontinuo
estricto
de tu paso.

Cae la luz
en la gruta
y      gangrena       las       faldas         almendradas        de       nuestro        nombre.

Te vas de a poco
circular y en lejanía
ahondando la cavidad bucal
de estos dientes sin eco.
Te vas de a poco
selvática y en lejanía
anegando las raíces
con tu mudo instante graso.

Escindo el papel de la letra
el suspiro de la boca
el silencio del pretexto
a ti
de la estridencia desorientada
que aúlla en los Aires.

Y la curva caótica la curva caótica...
organizando el rastro.

Pasamos     pensamos     pisamos
Paremos
sobre la humeante huella desandada

que seduce -intextinguible-                                                                                          el próximo soplo.


2 comentarios: