jueves, 29 de mayo de 2014

Mártires

Decaen los mártires en copos de nieve
tiembla la tierra desprometida con sus trajes indecentes de millones de suspiros
se propaga la transmutación creciendo en sus gargantas
y buscan corazones exhumados donde sostener su declive
          donde aferrar el limitado mundo
          que pisan sus zapatos guillotina.

Sienten la extinción en sus cloacas.

Cuando el hastío resquebraja el pecho
y hunde de arrugas unos ojos
          inundan bosques en la saliva
toda la oscuridad asediada por buitres          se desploma
y saltan arañas           en las tripas vacías.

Llegan hiriendo
puños de caramelo y corazones de pueblo
siembran utopías en las plazas
desertando enquistes de una tiempo derruido.

Y nadie detendrá el germen agitado por labios fuego.

Todas las sonrisas
nacen precipitando sus huellas en acantilados.
Ya no estamos solos
          en este lado humano.
Y van a armar mucho ruido
alrededor de las luciérnagas que iluminan su indigencia
esa que nutre el alma
con la esclavitud asalariada.

Nunca dejemos de oír el zumbido
trepando nuestras ventanas
pues la primavera florece

en el silencio.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario