viernes, 17 de enero de 2014

Herida

Otra vez mañana
perderé mi nombre
bajo tu piel.

Dejaré cada letra
sangrando el agua
que tus ojos callan.

Incendiaré de versos cualquier duda.

Inventaré 
alfombras de suspiros
chimeneas de saliva
adoquines de cera.

Migraré al desierto
arteria salada
de pestañas abiertas.

Mientras
fingiremos lluvias
agrietando la espalda
simularemos que no ha pasado nada
habiendo ya                   pasado todo.

Otra vez mañana
perderé mi nombre

bajo cualquier herida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario