miércoles, 20 de noviembre de 2013

Tardes de café

Yace el sol
mecido en la llovizna.

Ojos
arando
ensoñaciones,
voces
invadiendo
papeles,
risas
resbalando
silencios.

Tarde oblicua.

Constreñida la luz
sobre la baba.

¡Cuántas vidas
en una misma!

Tarde
velada
decolorando
andenes
en un café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario