miércoles, 20 de noviembre de 2013

Rebelarse

REBELARSE
deponer el gaznate que saliva cunetas
expoliar bestias de aliento estramonio
escupir al corazón          en su oquedad

REBELARSE      firme       incesante      impávido      REBELARSE

oprimir ternos de plástico, zapatos de cartón, corbatas de hojalata
unas sonrisas      enmohecidas
deshojar los dedos metálicos
que oxidan nuestro camino

                                                  súbitamente

conquistar conciencias derramadas sobre montes
acallar el ruido de palabras-amoníaco
desatar un vendaval sobre el cuello de noviembre
                                                  la anestesia de mármol
                                                  el viento anquilosado
                                                  la televisión oracular

REBELARSE

              desde                                   hasta                                 contra

incendiar la esfera del ocaso
sudar de tinta verde         todas las fosas
empolvar el macabro hedor
                         de sus narices.

REBELARSE
hendir el pecho en los dientes
medrar las nucas
avivar       el alud narcótico.
Mirar con aplomo a los ojos
y derramarse todo.

2 comentarios:

  1. Muy profunda...cuesta entenderla pero al final me ha acabado gustando mucho. ¡¡ánimo!! sigue escribiendo que llegarás lejos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Verónica! Muchas gracias por tu comentario y tus ánimos, llegan!!! Un placer la visita por el blog, muchas gracias. Un saludo!

    ResponderEliminar