miércoles, 10 de abril de 2013

Hay momentos

Soy el invierno
en las manos vacías.

Espero la caducidad del sol en tu espalda.

Hay momentos
en que hablo de ti.
Hay camas,
de ti,
sin ti,
compartidas entre sombras.

Hay momentos
en que hablo de ti
a la cerveza hueca:
de tus arrugas al reír,
de tus kilos de menos
y tu orgullo de más.

En los lugares más concurridos,
me
dejas
sólo.
Te marchas para volver como tormenta eléctrica,
en las tardes/noches solitarias
donde quedo desarmado,
sin defensas,
sin palabras,
sin las máscaras protectoras.

Y mientras tanto,
allá fuera,
el teatro sigue
como si nada.
Y mientras tanto,
acá dentro,
yo te sigo
como si todo.

sábado, 6 de abril de 2013

No estamos solos

Ímpetu, misterio
arado de vida,
agua de manos,
ríos nefastos.

Soledad, ciernes
tus alas blancas
en las pulsaciones,
algodón, pupila.

Mundo sitiado,
palomas verdes
en palabras rotas,
mundo gastado.

Cincel de risa
mientras camino,
varados ojos
multitud estanca.

Si tocas mi ojo
el mar marcha
hacia el monte,
suburbios de alma.

Apaga la rabia
cristal opaco.
Observa cielos.
Celebra la magia.

Dos minutos:
mi lengua
habla tus heridas,
¡no estamos solos!