jueves, 24 de enero de 2013

Ecuación despejada


Es simple, la ecuación:
yo te quiero, y tú no.

Y ya no hay más batalla
en la que hacernos daño
con nuestras espadas.

Ni tampoco existe cambio:
mi sentimiento
pertenece al Universo.

Y eso es todo.

Yo te quiero, y tú no.

Y mi amor se filtra por las aceras,
por las que pasas...
¡y por las que no!

No hay comentarios:

Publicar un comentario